Salir de las crisis y comenzar un año con éxito

Bernardo Stamateas: “El seno familiar es uno de los recursos más poderosos del ser humano para curarse”

Bernardo Stamateas

El psicólogo y sexólogo explica en su nuevo libro cuáles son las herramientas con las que una persona cuenta para salir de distintas crisis y así poder comenzar un año con éxito.

El psicólogo y sexólogo Bernardo Stamateas explica en su nuevo libro “Tu fuerza interior. Potencia tus fortalezas para lograr el cambio”, cuáles son las herramientas con las que una persona cuenta para salir de distintas crisis y así poder comenzar un año con éxito.

A principios de 2007 su libro “Resultados extraordinarios” lo llevó a la pantalla más caliente del paí­s: la casa de Gran Hermano. A partir de ese momento se convirtió en el texto de cabecera de los participantes, lo leyó hasta la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, y muchos personajes de la farándula devoran sus libros.

Desde entonces Stamateas recorre estudios de televisión como columnista y escribe para distintos medios. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le organizó conferencias en el Teatro General San Martí­n y la Feria del Libro le reserva las salas más grandes para sus presentaciones. “Tu fuerza interior” ya se encuentra en el puesto número cinco de los libros más vendidos.

En diálogo con Télam, Stamateas brindó algunas recomendaciones sobre cómo encarar este nuevo año: “Durante las fiestas mucha gente se deprime y la pasa muy mal cuando en realidad deberían ser pensadas desde el placer y no el deber; es decir, pasarla con quienes realmente queremos y no utilizar las fiestas como método para construir el vínculo que no se construyó durante todo el año”.

“No tocar temas filosóficos o profundos sino recordar la verdadera esencia de la Nochebuena, que tiene que ver con la vida y el Año Nuevo, con un cambio de etapa. Habría que brindar por los logros y aprender a pararse en la parte positiva. Visionar lo que falta pero con optimismo”, agrega.

“También es importante recordar a los que no están y separar un brindis en su honor. Hay que permitirse el dolor porque es parte de la emocionalidad humana. No hay que negar ni tapar el dolor”, sostiene.

– Télam: ¿Cómo surgió la idea del libro?

– Bernardo Stamateas: Nació de los comentarios que me llegan, gracias a que recorro el país con las presentaciones de libros y conferencias. Soy testigo de la enorme capacidad de resiliencia que tienen muchas personas para transformar las adversidades en crecimiento. El libro es un compilado “FMI” (Fondo Monetario Interno), término que tomé de Juan Carlos Kusnetzoff. El FMI es la caja de recursos internos que existen pero que no sabemos que tenemos. La descubrimos cuando echamos mano en los momentos difíciles. Si conocemos esas armas, podremos tener más claro cómo utilizarlas en el momento adecuado.

– T: Fin de año, cosas sin resolver, una infinidad de aspectos negativos que afloran en estas épocas. ¿Por qué el ser humano entra en crisis para las fiestas?

– BS: Desde la psicología decimos que hay varios tipos de crísis. La que llamamos estructural, que es la exacerbación de los conflictos internos. Por ejemplo una persona que en un corto plazo tuvo cinco trabajos y de todos los echan, ahí el tema no es laboral, te contratan por tu capacidad y te despiden por tu carácter. La que llamamos cuantitativa: la pareja a la que le nació un hijo y tiene que reestructurar la vida de a dos. Las crisis accidentales, que son las que que suceden de manera inesperada. La crisis de cuidado, que es cuando nos toca cuidar a un enfermo o un niño con problemas y nos vemos desbordados por la situación. Las crisis evolutivas, que son las esperables “según la tradición”, pero que cuando llegan uno no está del todo preparado: recibirse, tener una pareja, casarse.

– T: ¿Todo el mundo vive crisis?

– BS: Todos pasamos por alguna de las mencionadas, pero el punto es saber cómo encontrar las fortalezas. El segundo punto es que todos tenemos un currículum de batallas ganadas, un Goliat en nuestro haber. Lo importante es saber pararnos en nuestras fortalezas, en eso que ganamos y no en lo que perdimos.

– T: ¿Cómo puede uno detenerse en lo positivo de la vida cuando a nuestro alrededor todos tiran “pálidas”?

– BS: El ser humano aprende por la positiva, no por la negativa. Si un hijo se saca un 2 en Matemáticas y un 8 en Biología, lo primero que hay que hacer es felicitarlo por el 8 para que pueda ir por el 2. Pararse en las fortalezas es la mejor manera de desafiarnos.

– T: ¿Cuáles serían las dos o tres herramientas para acrecentar la fuerza interior?

– BS: En el libro enumero distintas fortalezas que existen y que se deben desarrollar. Por ejemplo, la construcción de una madriguera afectiva: la familia. El seno familiar es uno de los recursos más poderosos que tiene el ser humano para curarse. El hogar tendría que ser un lugar de relajación y alegría, tiene que ser un espacio sin protocolos donde el reír, acariciar y dialogar sea la moneda corriente. Nunca los papás debieran contarle los problemas a los chicos.

– T: En una época donde todos están hiperconectado con la pantallas suena raro conversar a la vieja usanza.

– BS: Es verdad, pero el recurso de la palabra es importante. Los primeros que deben desconectarse son los padres y saber que las palabras curan. Poner en palabras lo que pasa por la cabeza es sanador porque a veces sucede que cuando faltan las palabras, el cuerpo habla. Otros recursos importantes son ser responsables para poder enfrentar los problemas; practicar la “ecpatía”, o sea recordar los buenos momentos en lugar de los malos; buscar tiempos de calidad con los hijos, si es que se trabaja muchas horas. Y, finalmente, mantener o iniciar los rituales familiares, porque eso ayuda a generar buenos recuerdos que son recursos extraordinarios para fortalecer el espíritu.

Ver más | telam.com.ar

Ver más en Cultura Corriente | Letras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *