El fenómeno de las neurociencias hace furor en la literatura

Literatura. Pocos libros en Argentina llegan a las 22 ediciones y se mantienen dos años en el ranking de los más vendidos, eso pasó con Ágilmente, de Estanislao Bachrach; algo similar sucedió con su segunda obra, En Cambio. Los números de Intensa-Mente también apabullan, en 4 semanas la vieron 1.790.000 espectadores. Y sí, las neurociencias arrasan.

El fenómeno de las neurociencias hace furor en la literatura

Su auge tiene varias razones, en primer lugar durante los últimos años hubo avances tecnológicos significativos que permitieron dar cuenta del funcionamiento del cerebro. “Cada día hay alrededor de 500 nuevos papers (investigaciones) sobre el cerebro”, indica Bachrach.

Claro que no se hablaría de “boom” si ese conocimiento quedara relegado a los claustros y laboratorios, por eso la tarea de los divulgadores científicos es clave; “nosotros buscamos interpretar esos artículos y traducir su lenguaje que es complejo en uno sencillo”, explica el autor de Ágilmente.

Para el licenciado Fernando Torrente, las neurociencias ganan adeptos porque “se basan en estudios empíricos, invocan experimentos, utilizan lenguaje científico y vuelven más concreto lo abstracto de la mente, todo eso contribuye a su claridad”.

El furor por la neurociencia todavía tiene tela por cortar, en octubre se presentará otro título que también es candidato al bestseller: “El cerebro al diván”, de Mariano Sigman, licenciado en Física y doctor en Neurociencia.

Ver más | clarin.com

Ver más en Cultura Corriente | Literatura