Ciclo de Cine Nacional en Teatro Vera

Para finalizar septiembre, se proyectará el martes 29 a las 21:30, “Memorias Cruzadas” de Lucía Murat, con guión que también le pertenece pero en colaboración con Tatiana Salem Levy.  Esta actividad está enmarcada dentro del Ciclo de Cine Nacional que se lleva adelante en el Teatro Vera. En la misma aparecen nombres famosos como el de Franco Nero, Simone Spoladore, Irene Ravache y Miguel Thiré en esta co-producción brasilera-argentina. Entrada Gratuita.

Ciclo de Cine Nacional en Teatro VeraComo cada martes a las 21:30, el teatro recibe a los cinéfilos locales que se agrupan para disfrutar de alguna propuesta cinematográfica de este ciclo ejecutado por el Dto. De Cine y Arte Audiovisuales dependiente del Instituto de Cultura de Corrientes, que en convenio con el INCAA propician el mismo.

La historia y los personajes son de ficción, pero provienen de las experiencias vividas por la directora y su círculo de amigos y compañeros de la resistencia. El film está dedicado a la memoria de Vera Silvia Magalhães, la única mujer que participó del grupo que en 1970 secuestró al embajador norteamericano a cambio del cual se obtuvo la liberación de algunos presos políticos en Brasil. Murat fue su amiga; admiró su inteligencia, su coraje, su apasionamiento y su fortaleza de carácter, y con esos rasgos vistió al personaje central de su film, Ana. Pero no se propone hacer un retrato de la que devino leyenda de la izquierda brasileña sino -como lo hace su álter ego en la ficción, la cineasta Irene- utilizar el cine para tener una perspectiva más clara sobre lo vivido en el pasado y plantearse los interrogantes que ahora la inquietan. Entre ellas -y por eso el film incluye personajes jóvenes- la visión del pasado que se transmite a las nuevas generaciones.

En los ’60, época de gran ebullición política, Murat, la directora de la película,  pasó de la militancia estudiantil a la lucha armada: integró el grupo guerillero MR-8 (Movimiento Revolucionario 8 de Octubre) y entre 1971 y 1974 estuvo detenida y fue sometida a torturas. Luego de la dictadura y tras una carrera destacada en el periodismo gráfico, debutó como cineasta. Sus films tienen la impronta de lo que vivió en la etapa más nefasta del Brasil. Y su octavo largometraje, Memorias cruzadas (A Memória que me contam) –no es la excepción. Este film está inspirado en la figura de Vera Silvia Magalhaes, una revolucionaria que el 4 de septiembre de 1969 participó en el secuestro del embajador de Estados Unidos en Brasil, Charles Burke Elbrick, y que fue una figura esencial para el grupo político al que pertenecía Murat.

Vera Silvia Magalhaes tuvo muchos problemas físicos y mentales, después de las torturas y del exilio, y terminó enfermando de cáncer. También tuvo que ser asistida por psiquiatras debido a crisis que padeció, producto del pasado doloroso. Y todas las veces que quedaba internada en el hospital, Murat y sus compañeros se reunían. Desde aquel tiempo, la cineasta quería abordar ese momento a través del cine, pero en clave de ficción.